Alergias e intolerancias alimentarias en escolares

Alergias e intolerancias alimentarias en escolares

Para tratar de conseguir esa ya tan repetida conciliación familiar los escolares se quedan a mediodía en los comedores. La prevalencia de las intolerancias y alergias alimentarias va en aumento. Un estudio llevado a cabo en EE.UU confirma la tendencia de la anafilaxia producida por alimentos en los últimos años. Las visitas a urgencias aumentó un 214% entre 2005 y 2014, sobre todo en bebés y niños más pequeños , y el alimento más común los frutos secos. Con estos datos encima de la mesa parece obvio que se tengan protocolos de actuación ante casos posibles, más todavía si se conoce dicha alergia o intolerancia. Vamos allá.

Primero de todo habría que distinguir intolerancia de alergia:

La alergia alimentaria es una forma específica de intolerancia a un alimento o uno de sus componentes, que activa el sistema inmunológico.

La intolerancia alimentaria afecta al metabolismo, pero no al sistema inmunológico del cuerpo (digestión de los alimentos).

Alergia alimentaria

Si tienes una alergia alimentaria, el sistema inmunitario reacciona ante un componente del alimento como si fuera peligroso para el organismo.

Los anticuerpos liberan en la sangre la histamina que provoca los síntomas propios de las reacciones alérgicas.

Un número reducido de personas experimentan una reacción grave con peligro de muerte (anafilaxia).

Síntomas:

RespiratoriosGastrointestinales
•Moqueo o congestión nasal
•Estornudos
•Asma (dificultad para respirar)
•Tos
•Sibilancia (ruido al respirar)
•Trastornos respiratorios
•Dolor abdominal
•Diarrea
•Náuseas
•Vómitos
•Hinchazón
CutáneosSistémicos
•Inflamación de labios, boca, lengua, cara y/o la garganta (angioedema)
•Urticaria
•Erupciones o enrojecimiento
•Picazón (prurito)
•Eczema
•Shock anafiláctico (shock generalizado grave)
Síntomas de reacción alérgica

Los alérgenos alimenticios más comunes son: leche de vaca, huevos, soja, trigo, pescado, marisco, cacahuetes, frutos secos, fruta.

Alimentos que causan alergias

¿ Cómo prevenir la reacción alérgica?

• Conocer todos los niños alérgicos y a qué (fichas de alumno).
• Restringir los alimentos prohibidos.
• No “contaminar” los alimentos del niño al manipularlos.
• Preparar primero y por separado los alimentos de los niños con alguna alergia.
• Evitar los intercambios de alimentos
• Seguir normas de manipulación y cocinado de los alimentos en el comedor escolar.

¿ Cómo actuar ante una reacción alérgica?

Ante una reacción alérgica leve, en la que no peligra la vida del niño de una manera inminente, se debe avisar a los servicios de urgencia para su traslado y controlar que la reacción alérgica no avanza en los síntomas indicados anteriormente.

Si la reacción alérgica es grave es necesario una respuesta rápida porque podría acabar con la muerte del escolar. Para ello se debe disponer de inyecciones precargadas de adrenalina que el conocedor de estas alergias tan graves lleva consigo y debe haber avisado a los maestros de su uso.

Las inyecciones precargadas están pensadas para un uso rápido. Se inyectan el el muslo del niño. No es necesario retirar la ropa. Apretando en la parte superior de la jeringa una vez posicionada en un ángulo de 90 grados se administra la adrenalina que contiene. Se ha de esperar 10 segundos y habremos salvado una vida. Todo ello mientras se ha avisado ya a los servicios de urgencia. Os adjunto vídeo explicativo, más visual.

Intolerancia alimentaria

La intolerancia alimentaria puede tener síntomas similares a los de una alergia pero el sistema inmunológico no interviene.

Las mas habituales son las intolerancias a la lactosa y al gluten.

Consejo importante: no hay que restringir ningún alimento de la dieta si no hay una intolerancia probada por un profesional médico. Algunas absurdas modas nos llevan a limitar componentes nutricionales y creamos intolerancias que no tenemos, asimismo a nuestros niños. La lactosa no es “mala”, el gluten no es “malo”. Hay que restringir ante un diagnóstico médico, con pruebas que lo avalen.

Las intolerancias más habituales son la de la lactosa y la del gluten, los celíacos.

Intolerancia a la lactosa

Si no se absorbe la lactosa, pasa al intestino grueso donde las bacterias presentes en el colon la fermentan y provocan gases. La lactosa presente en el intestino grueso provoca salida de agua al mismo y ocasiona diarrea. Algunas personas pueden tolerar pequeñas cantidades de lactosa, no toleran la leche pero si yogures y quesos muy curados.

Síntomas: Náuseas, retortijones, hinchazón de vientre, gases y diarrea maloliente.

Hay que prestar mucha atención a las etiquetas de los alimentos. Hay algunos que es obvio que la contienen, pero hay otros que no lo son. Por eso, hay que inspeccionar la información que nos proporciona el etiquetado y asegurarse de que no la tienen.

Alimentos sin lactosa

Intolerancia al gluten: celiaquía

Trastorno intestinal que se da cuando el cuerpo no puede tolerar el gluten (proteína que se encuentra en el trigo, el centeno, la cebada y las avenas).

La mucosa del intestino delgado queda dañada, y tiene menos capacidad para absorber nutrientes esenciales (grasas, proteínas, carbohidratos, etc.). Este hecho hace que los intolerante al gluten no diagnosticados presenten unos síntomas que deben hacer sospechar de ello:

  • Diarreas fétidas, abundantes y grasosas.
  • Náuseas / vómitos
  • Distensión abdominal.
  • Pérdida de peso/ pérdida apetito.
  • Fatiga.
  • Irritabilidad/introversión/apatía/tristeza.
  • Dolor abdominal.
  • Desnutrición y problemas de crecimiento (niños).
  • Anemia por falta de hierro.

El diagnóstico lo debe realizar un médico con las pruebas pertinentes, siendo la biopsia intestinal la definitiva.

Una vez es diagnosticado se debe:

  • Dieta estricta sin gluten de por vida.
  • Basada en alimentos y cereales sin gluten.
  • Evitar alimentos elaborados y/o envasados (mayor riesgo de estar contaminados o tener trazas).
  • Evitar productos a granel, artesanos y los que no estén etiquetados.
  • La ingestión de pequeñas cantidades de gluten, de manera continuada, puede causar trastornos importantes.
  • Cuidado con la manipulación de alimentos en bares, restaurantes, y comedores.
  • Sustituir harinas de trigo y el pan rallado normal por harinas y/o pan rallado sin gluten, copos de puré de patata para rebozar, empanar o espesar salsas. (De este modo los alimentos cocinados en casa podrían ser consumidos por todos, incluso los celíacos).
  • Manipulación de los embutidos al corte: correcta limpieza de la máquina si no estamos seguros de que los productos anteriores que se han cortado llevan o no gluten.
  • Ante la duda de si un producto contiene o no gluten: NO LO CONSUMAS.

Conclusiones

He intentado aclarar términos que aveces se confunden, como el de alergia e intolerancia. Se usan indistintamente y no son lo mismo.

Las alergias a los alimentos es habitual y creciente entre los escolares. Es necesario llevar un registro cuidadoso de aquellos que las padecen. Asimismo es fundamental familiarizarse con las jeringas precargadas de adrenalina. En caso grave de reacción alérgica, es lo único que salvaria la vida al niño

Las intolerancias no provocan mortalidad inmediata, pero si unas consecuencias importantes. Por todo ello también es preciso tenerlas registradas y saber manejarlas.

¿ Y si todas estas actuaciones las llevara a cabo la fundamental enfermera escolar y no los maestros o las monitoras de los comedores?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable Santiago Rodríguez Trigueros.
  • Finalidad  Moderar los comentarios. Responder las consultas.
  • Legitimación Tu consentimiento.
  • Destinatarios  webempresa.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puedes consultar la información detallada en la Política de Privacidad.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de sus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad