Comunicación y Relación de Ayuda

Comunicación y Relación de Ayuda

En esta sección hablaremos de Comunicación y Relación de Ayuda.

Creo que la Comunicación y la Relación de Ayuda forman parte de las herramientas básicas que toda buena enfermera ha de cultivar y utilizar a la hora de relacionarse con las personas a las que cuida.

Muchas veces las enfermeras prestamos más atención al aprendizaje de la realización de técnicas diagnósticas y terapéuticas, dejando de lado el aprendizaje de las técnicas y habilidades de comunicación.

Hay gran cantidad y variedad de técnicas diagnósticas y terapéuticas, y según el servicio en el que trabajes utilizaras más unas u otras. Pero las habilidades de comunicación son necesarias en todos los servicios en los que trabajes. ¡Sin excepciones!

Incluso si trabajas en el servicio de laboratorio, donde por lo general se tiene poca relación con personas a las que cuidar, las habilidades de comunicación serán de gran ayuda para conseguir una relación interpersonal positiva con los compañeros con los que trabajes en ese servicio.

Sigue leyendo y descubre esta pequeña introducción sobre la Comunicación y la Relación de Ayuda en Enfermería.

Introducción

El desarrollo de la profesión enfermera, del mismo modo que cualquier otra actividad profesional, requiere de la presencia de distintos tipos de conocimientos y habilidades.

Por un lado tenemos lo que llamamos conocimientos técnicos o teóricos, en enfermería muy enfocados a la práctica, y por el otro lo que llamamos habilidades o destrezas, que facilitan la aplicación de los conocimientos teóricos.

Los conocimientos teóricos se adquieren durante el curso académico universitario mediante un proceso formativo organizado y reglado y las habilidades durante las prácticas asistenciales en los centros sanitarios.

Durante mucho tiempo la capacidad de comunicarse y relacionarse con las personas a las que cuidamos, parecía olvidada dentro del ámbito académico reglado. Este tipo de conocimiento quedaba relegado a un aprendizaje natural, dentro de lo que podemos llamar desarrollo personal.

Quizás, esto estaba motivado por la visión de que la persona era poseedora, o no, de esa “habilidad de comunicación“. Cualidad que, por lo tanto, no podía ser aprendida, pasando a ser considerada más como un arte que como una ciencia.

Hoy en día, se tiene la certeza de que la comunicación se puede aprender, aunque este aprendizaje esta fuertemente relacionado con las características de la persona que aprende.

La personalidad de cada uno supone un factor determinante a la hora de establecer relaciones y comunicarse con los demás, pero la afirmación de “yo soy así”, no le debe servir a la enfermera para eludir este tipo de aprendizaje.

Siguiendo la metodología adecuada, todas tenemos la posibilidad de aprender o mejorar nuestras habilidades de comunicación.

La comunicación

La comunicación es la base de la relación entre los seres humanos, siendo uno de los comportamientos humanos más importantes.

Es un mecanismo que permite a las personas interrelacionarse, estableciendo y manteniendo el contacto entre los seres humanos.

Es un proceso vital y reciproco capaz de influir en el comportamiento de las personas.

El proceso de comunicación no puede entenderse como la mera transferencia de información de un individuo a otro, sino como un proceso más complejo, continuo y dinámico entre dos personas en el que el emisor debe dejar claro lo que quiere transmitir y a la vez que espera del receptor al transmitirle dicha información.

La comunicación es un proceso continuo por el que una persona puede
afectar a la otra a través del lenguaje oral (o escrito) y el lenguaje corporal (gestos y expresiones faciales).

Para que la comunicación desemboque en una comprensión mutua, el mensaje que comprende el receptor debe acoplarse a lo que quiere decir el emisor, para ello se requiere de un proceso de retroalimentación o feedback.

Elementos clave en el proceso de comunicación  la relacion de auda
Elementos presentes en el proceso de comunicación.

Niveles de comunicación

Podemos describir tres niveles diferentes donde situar la comunicación: Comunicación a nivel intrapersonal, comunicación a nivel interpersonal y comunicación a nivel público.

  • Comunicación intrapersonal, es en la que el individuo se envía un mensaje a si mismo (a su interior).
  • La comunicación interpersonal, hace referencia a la comunicación entre dos personas.
  • La comunicación pública es la que tiene lugar entre una persona y un grupo de personas.

Las enfermeras, con especial énfasis, debemos adquirir las habilidades de comunicación enmarcadas dentro del nivel interpersonal.

H. Peplau, habla de las intervenciones de las enfermeras como procesos interpersonales terapéuticos y significativos para la persona. Sugiere que los cuidados han de ser individualizados haciendo especial
hincapié en la relación humana entre enfermera y la persona necesitada de ayuda.

Si entendemos a las personas a las que cuidamos como un ser holístico, debemos entender también la necesidad de éste de sentirse escuchado, comprendido y acogido.

El profesional de enfermería debe adquirir las habilidades de comunicación que permitan ayudar a las personas (y familiares) a las que cuidamos a poder hablar de sus problemas y a encontrar la forma de afrontarlos y así poder solucionarlos.

La Relación de Ayuda

La relación terapéutica que como profesional establece la enfermera con la persona a la que cuida, no es una relación de amistad ni una charla de patio de colegio.

Es una relación profesional centrada en la persona. Esta se establece conscientemente, con la finalidad de ayudar a la persona cuidada a gestionar y cubrir sus necesidades vitales y especificas.

Este tipo de relación Enfermera-Persona Cuidada recibe el nombre de Relación de Ayuda.

La Relación de Ayuda consiste en comunicarse en dos lenguajes; el de hablar y el de escuchar, dándole protagonismo a las personas.

Podemos decir que la Relación de Ayuda es aquella relación en la
que uno de los participantes (la enfermera) intenta movilizar los recursos y energías propios del otro individuo, seguramente latentes o infrausados, buscando un uso más funcional de los mismos.

El objetivo de la enfermera al usar la Relación de Ayuda es hacer ver a la persona cuidada, enferma o con problemas que hay maneras diferentes de afrontar una misma situación o problema y diferentes formas de ver una misma realidad.

ComunicArte

Nuestro objetivo con esta sección del blog, es el de dar importancia a una herramienta básica para la enfermera La Comunicación y las Habilidades de Comunicación.

Una buena comunicación enfermera es clave a la hora de conectar con las personas a las que cuidamos.

Es fundamental para tener una relación interpersonal satisfactoria y dirigida ha movilizar los recursos que estas personas poseen para solucionar sus problemas.

El las sucesivas entradas que realicemos en esta sección trataran de facilitar el aprendizaje de las habilidades de comunicación que la enfermera debe poseer para establecer una Relación de Ayuda.

También hablaremos de la importancia de la comunicación en la relación con el resto de compañeros de trabajo. Y en la vida en general.

Estas son las fuentes principales utilizadas y de donde sale la información que iremos aportando a esta sección.

Técnicas de comunicación para profesionales de enfermería.

Manual editado por la Agència Valenciana de Salut de la Conselleria de Sanitat de la Generalitat Valenciana.

Técnicas de Comunicación y Relación de Ayuda en Ciencias de la Salud.

Un libro básico en la formación de Técnicas de Comunicación y Relación de Ayuda, escrito por un referente en el tema a nivel nacional como es Luís Cibanal, en colaboración con María del Carmen Arce y María del Consuelo Carballal.

    Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
    Privacidad