Isabel Zendal, la enfermera de la vacuna humana

Isabel  Zendal, la enfermera de la vacuna humana

El coronavirus sigue entre nosotros. El virus no se ha ido. Tenemos la espada de damocles permanente, con el miedo en el cuerpo de vernos en poco tiempo igual que hace escasos dos meses.

Mientras no aparezca la esperada vacuna es así como vamos a vivir.

¿ Cómo es posible que haya insensatos que duden de su utilidad? Las vacunas nos han salvado de muchas pandemias, han evitado muertes, secuelas.

Preocupa ver como personajes de cierta relevancia tratan de alimentar las teorías conspiratorias al respecto de la vacunas. ¿ se debería controlar que se dijeran semejantes majaderías? Se deberían prohibir entonces tantos discursos….

Parece ser que los movimientos antivacunas en España son minoritarios, no así en países como Estados Unidos o Canadá, que alcanza porcentajes preocupantes poniendo riesgo la salud de muchas personas.

En 1796, Edward Jenner, un médico rural inglés, utilizó una nueva “manera” de prevenir la viruela. Se trataba de inocular en una persona sana la secreción de una pústula de un enfermo de dicha enfermedad. Conseguía inmunizar a la persona y así evitarle la posible muerte. Así lo recoge la historia. Pero lo que no cuentan es que en realidad fue una mujer la que descubrió este hecho. Fue Lady Mary Montagu la que se percató de este hecho en un viaje a Turquía, observando como la mujeres se pinchaban agujas impregnadas en pus de viruela bovina y no enfermaban. Por supuesto el estamento médico y masculino se puso en su contra y no lo reconoció, atribuyéndose el mérito al citado Dr. Jenner. Una más que no pasará a la historia.

Después de este importante hecho se llevo a cabo una importante y crucial expedición sanitaria. La primera hasta el momento. Y es aquí dónde entra en juego la protagonista de mi entrada: Isabel Zendal

Real Expedición Filantrópica de la Vacuna

El principal obstáculo del suero de la vacuna era la incapacidad para conservar el virus más de 10 días. No se contaba con sistemas de refrigeración, con lo que cruzar el charco hasta las Ámericas era un viaje inútil.

Francisco Javier Balmis fue el elegido por Carlos IV del transporte de la vacuna por todo el territorio por aquel entonces español. Dadas las condiciones de conservación de la vacuna, que hacía imposible su llegada a América utilizó la técnica de la variolación mediante el transporte humano en vivo. En el viaje irían un grupo de personas no vacunadas. A dos se les inocularía el virus y se los separaría del resto. Hacia el final de la enfermedad se les extraería líquido de sus pústulas, que se inyectaría a dos personas, y así sucesivamente hasta llegar a Sudamérica. Los elegidos fueron 22 niños huérfanos de entre tres y nueve años. El objetivo era que la vacuna de la viruela alcanzase todo el imperio español.

Para llevar a cabo semejante misión se necesitaban los cuidados de una enfermera experta. Isabel Zendal se embarcó en la expedición para cuidar a estos niños que tanto conocía ya que había dedicado toda su trayectoria al hospicio de La Coruña, ciudad a la que se traslado desde una pequeña aldea de Galicia. Sin ella, sin los cuidados a esos niños, esa vacuna en vivo nunca hubiera llegado a su destino. En raras ocasiones es nombrada. Por pocos es conocida. Incluso por la profesión.

Fue una mujer que colaboró en la llegada de la vacuna a América. Ella cuidó y custodió a esos niños, a esas vacunas humanas. Por todo esto la OMS la declaró como la primera enfermera en misión internacional. Poco se sabe de ella. Hablamos de un hecho tan importante que en nuestros días la viruela es una enfermedad erradicada.

¿ Por qué la historia se empeña en ignorar a las mujeres?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable Santiago Rodríguez Trigueros.
  • Finalidad  Moderar los comentarios. Responder las consultas.
  • Legitimación Tu consentimiento.
  • Destinatarios  webempresa.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puedes consultar la información detallada en la Política de Privacidad.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad